martes, 8 de octubre de 2013

LUIS GALINDO. EL VALOR DE UNO MISMO

Busco, miro, leo, oigo......, aprendo. Intento aprender e intento sacar lo mejor de mi misma a pesar del dolor o quizás gracias al dolor. 
Me he vuelto más observadora, más empática, menos preocupada por cosas sin importancia, con una gran necesidad de poder ayudar a las personas que me importan, aunque a veces me encuentro entre dos aguas por no poder contentar a todos, y sobre todo procuro quedarme con las virtudes de las personas que quiero o que me importan, porque defectos tenemos todos y con ellos debemos aprender a vivir.
Me gusta quedarme con pequeños detalles, de una peli, una canción, un escrito, un gesto, una mirada, hasta de algún power point de esos que circulan en la red y que vamos pasando de unos a otros sin dar importancia, pero que si de verdad reflexionamos un poquito sobre el mensaje que esconde, nos puede ayudar y mucho una simple frase, o una tierna imagen.

Voy quedándome y almacenando virtudes de los demás que creo que merecen la pena, y voy intentando que nada de lo bueno que recojo se me olvide. Y no, no soy perfecta, para nada. Tengo mis defectos y sé que son muchos como cualquier persona, pero procuro mejorarlos y hacer que ellos no sean el predominante en mi vida y cuando veo en alguien algún defecto en el que me veo reflejada, procuro darme cuenta y procuro cambiar y si es posible hacerle ver a esa persona el error que también está cometiendo. Luego ya depende de esa persona que quiera verlo y cambiar o no (me incluyo a mi misma, si es que alguien es quien me lo dice a mi), porque solemos tener la costumbre de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro.

Procuro aprender de todo y de todos y extraer lo esencial de cualquier cosa que a mi pueda servirme o aportarme un mayor bienestar y una mejor forma de vivir y de ver las cosas. Aún así, a veces, muchas veces me siento perdida, me siento desorientada y sin rumbo, pero aún no me he rendido.

Esto me lo mandaron por wasap, tan de moda ahora, y buscando buscando lo he encontrado en youtube. Es una bonita lección que podemos aplicar no sólo al trabajo, (para mi no era lo prioritario en el mensaje), sino en nuestras vidas, las de cada uno, la del día a día.

LUIS GALINDO :PON TODO TU CORAZÓN.

http://youtu.be/Ke-Tyv1Jk2M


Espero que os guste y os ayude.

 A mi amada hija que me enseñó el amor sin fronteras. Te queremos.


5 comentarios:

Netzi dijo...

Hola Mar guapa!! Pues estoy en la oficina, luego lo miro, a mi este tipo de vídeos me encantan.

Un besazo preciosa!

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...

No puedo estar más de acuerdo con todo lo que dice. Además es así. No dejar que nadie te quite las ganas. Eso es ni más ni menos la esencia de la vida "si quieres algo, ve a por ello"
Gracias por este vídeo Mar, fantástico.
Un abrazo enorme

Mª del Mar dijo...

Me alegro Nezti. Si yo también soy de la que suele gustarle estas cosas, y te digo una cosa, si uno sabe ver y escuchar, se pueden coger pequeños detalles, cositas que nos sirven para el día a día.
Un beso guapa.

Hola Ana. Los demás pueden empujarte, pueden querer ayudarte, pero si uno mismo no pone de su parte, no intenta con todas sus fuerzas agarrarse a lo que sea, de poco sirve los que tengamos detrás sujetándonos.
Me alegro mucho que te haya gustado.
Un besazo.

Trax dijo...

Me había perdido esta entrada, y me había perdido el vídeo.
Impresionante! todo lo que se puede aprender en cuatro minutos.
Un beso

Mª del Mar dijo...

Querida Trax, me alegro que te haya servido. Es lo que siempre digo, podemos aprender de cualquier cosa. En este caso, el vídeo nos dice cosas super esclarecedoras y dignas de copiar y llevar a la práctica.
Un besito.