miércoles, 15 de enero de 2014

DESDE AQUI, MI LUZ PARA NETZI

Desde hace algunos meses estoy un poco más desconectada de este mundo virtual, y mis entradas a él son menos frecuentes y a veces no me entero en tiempo prácticamente real de lo que acontece en las vidas de las que desde hace tiempo formáis parte de mi mundo, por empatía, por solidaridad, por cercanía emocional, por comprensión, por vivencias compartidas y muchas veces reflejadas, por sentimientos de cariño, de apoyo, por alegrías o tristezas, por contarnos nuestros día a día para desahogarnos, para ayudarnos o para ser ayudadas, pero en definitiva para dar, cada una a su manera, lecciones de vida, de lucha, de superación, de ejemplo, y aunque como he dicho, ahora no entro cada día en este mundo virtual, procuro estar al tanto de vuestra vida a pesar de ir con un poco de retraso, porque me importáis.

Hace unos días, entré de nuevo en este mundo virtual, y como siempre hice un repaso a los blog de los que soy más asidua y con mayor interés de aquellos en los que la lucha por llegar a ser mamás se estaba convirtiendo por fin en un sueño o estaban ya muy muy cerca y uno de estos blog me dejó el alma helada. El de nuestra querida amiga Netzi. Al leer el título pensé con alegría que era porque se desconectaría para ir a dar a luz, y claro, ya no tendría tiempo de entrar, de contarnos, de compartir, al menos de momento, en los primeros días o semanas porque estaría completamente centrada en lo más importante, su pequeña calvita, pero conforme iba leyendo el corazón se me encogía y una enorme tristeza, me embargaba. No. No. No. No puede ser. Con los miedos que pasó al principio. Con todos los cuidados, con no dejar volar la ilusión para no caerse de nuevo de bruces, con la alegría incipiente al ir viendo que pasaban los días, las semanas, los meses y por fin sí, el sueño se estaba haciendo realidad. Calvita era ya una realidad no un sueño y por fin Netzi podía respirar tranquila, feliz.

Hace unos cuantos post, escribí uno que decía que la vida no era justa y realmente no lo es. Es realmente injusta y cruel. Por qué después de todo lo que ha pasado y ha sufrido por llegar hasta ese maravilloso momento la vida le da ese mazazo. Pero no quiero que deje de luchar, de creer, de tener esperanzas como hasta ahora nos ha demostrado. La vida sí, es injusta, y aunque no debería haber sentido, ni estar sintiendo ahora ese miedo, esa angustia, estoy convencida de que todo irá bien, de que podrá sonreír y de que su calvita tiene esa fuerza y ganas de luchar que su mamá nos ha demostrado en todo este tiempo y que saldrá del hospital totalmente bien, recuperada y sintiendo la enorme felicidad de sus papas y de todos y todas las que a través del enorme cariño de Netzi hemos ido sintiendo y queriéndola poco a poco.

Como decía Trax en su post, los blog tienen eso. Sin conocernos físicamente, si que nos han acercado y nos han demostrado que es igual de valioso y efectivo un abrazo, un beso o un palabra desde el mundo virtual que desde el mundo real, físico, por eso desde aquí Netzi te mando el abrazo más fuerte del mundo, el beso con más cariño y ternura que pueda darte y desde mi corazón estas palabras: " TU CALVITA es una luchadora desde el mismo instante de su concepción, así que sigue creyendo en ella, en su fuerza, en sus ganas, en el gran amor que la une a ti y a su papá. Ella va a seguir siendo el gran ejemplo de fuerza y superación que su mamá nos ha enseñado en este tiempo.


http://i49.tinypic.com/25ipsso.gif


A ti hoy mi pequeño ángel, te pido que desde el cielo intercedas ante todos los angelitos y sobre todo ante el angelito de la guarda de Calvita para que la ayudéis, la protejáis y le deis toda la fuerza necesaria para ponerse enseguidita bien y poder colmar de felicidad la vida de sus papas que tanto la han esperado y soñado. Tú mi pequeño ángel sabes de esto, así que hija, guía su pronta recuperación para que desaparezca el dolor y el miedo y sólo quede la felicidad. Te queremos.

8 comentarios:

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...

Sí yo tengo, el corazón hecho un nudo, ni me imagino, lo que habrás sentido tú. No puedo decirte más, que ERES GIGANTE, porque tras tu pérdida, ser capaz de estar ahí, para alguien, sea quien sea, olvidándote de ti, y ofreciéndole ese aliento, eso, no es que diga mucho de ti, es que lo dice todo.
Todo mi ánimo, mi fuerza y mi esperanza más fuerte para ellos, los papás guerreros y la niña que por favor, por favor, por favor, esperemos saber pronto, que está mejor. Un abrazo a ti y a todo este mundo virtual que nos rodea de gente maravillosa

AnnP dijo...

Hermosas palabras a las que me uno, hay que tener esperanza y pensar que todo saldrá bien qu es lo que deseamos y pedimos con fuerza desde este mundo que tiene poco de virtual y mucho de real. Besos, eres una luchadora ejemplar

Trax dijo...

Una entrada preciosa! sé que eres quizá la que mejor pueda entender su dolor, o acercarse a él.
Y por eso, sé que para ti tiene que ser mucho más difícil escribir todo lo que sientes.
Esta calvita nos ha demostrado ser una luchadora. Y entre todas, no dejamos que su mami pierda las fuerzas y las esperanzas. Saldrá adelante.
Un fuerte abrazo

Opiniones incorrectas dijo...

Mari.. que TÚ escribas esto me rompe el alma... ¡cuánto te admiro y te respeto!

Mª del Mar dijo...

Queridas Ana Cristina, AnnP, Trax y Eva, es maravilloso poder contar con las personas en los momentos malos y más maravilloso todavía el hacerlo sin conocernos físicamente, porque demuestra una vez más, el poder de las palabras para remover sentimientos, para unir esperanzas, para compartir. En mi día a día sois muy importantes porque me acompañáis en mis alegrías pero sobre todo en mis penas y las hacéis más llevaderas, con vuestro cariño, con vuestros consejos, con vuestras experiencias. Y de eso se trata, de apoyarnos, comprendernos, y de estar. Ahora es el momento de apoyar y de estar para Netzi, como en otros muchos momentos lo habéis estado para mi, o para cualquiera de nosotros que ha pasado por un momento malo y lo estamos haciendo, porque como os decía en el post, cada una a nuestra manera o con nuestra experiencia, damos lecciones de vida. A mi me ha tocado de una forma, pero aprendo cada día del ejemplo, la fortaleza y la lucha de cada una de vosotras.
Gracias. Gracias. Netzi sabrá también en estos días cuan maravilloso es este mundo virtual-real. Gracias.
Un enorme y grandioso beso y abrazo.

deazulaverde dijo...

Acabo de entrar por primera vez en tu blog, no conozco tu historia, pero por lo que comentan puedo imaginarme que no tuvo un bonito final. Estaba buscando si alguien que pudiera mantener algún contacto con Netzi aparte de su blog tenía alguna noticia de como se encuentran. Veo que todos estamos perdidos. Me uno a tu petición y espero que la vida, poco a poco, vaya siendo menos injusta. Un fuerte abrazo desde la distancia, y suerte en el camino.

Mª del Mar dijo...

Hola deazulaverde. Por desgracia no tengo contacto personal con Netzi, a parte de a través de los blog. De momento creo que sigue estable y que hay que operarla, aunque no sé de qué. Todas estamos igual y deseando saber noticias suyas pronto, que estoy segura de que seran buenas noticias.
Y sí, mi final no fue bueno. Yo me quedé embarazada en una fecundación IN Vitro y después de muchos miedos y de muchos cuidados, llegamos al día del parto. Fue un parto programado, pero por una negligencia médica, mi hija murió porque nadie hizo nada por salvarla. En un próximo post pondré un vídeo que tenemos de una entrevista que nos hicieron, y que en su momento colgué, pero que como recordatorio a las que pasáis por aquí de forma ocasional o que os habéis unido más tarde, pues por si queréis saber un poco mejor.
Desde entonces mi marido y yo luchamos por intentar que un caso como el nuestro no vuelva a repetirse y estamos a la espera de ver que pasa con la justicia. Tenemos interpuesta una querella criminal.
Gracias por tu interés y yo también te deseo mucha suerte en tu camino y te mando también un fortísimo abrazo en esta distancia que no lo es tanto, gracias a nuestro interés por los demás.

deazulaverde dijo...

Gracias, seguiremos esperando. Siento vuestra historia. Suena a tópico, pero realmente, ningún padre tendrí que sobrevivir a un hijo. He conocido un par de madres que les pasó y les cuesta mucho recupararse aunque hayan pasado muchísimos años. A mi madre le pasó una cosa parecida a vuestra historia, pero sin el in vitro. La comadrona ya era mayor y no quiso llamar al ginecólogo. Cuando finalmente le llamaron mi madre estaba agotada. Sacaron a mi hermano empujando sobre la barriga de mi madre y con forceps. Cuando nació ya les dijeron que duraría poco y fue un niño que nunca reia ni lloraba y casi ni se movía. Le daban una medicinas carísimas que se llevaba medio sueldo de mi padre y mi madre muchas veces se quedaba sin comer para poder comparlas. Murió cuando tenia un año y tres días. Mi madre nunca se recuperó de ello. Diez años después nací yo. No se habían atrevido a tener más hijos. Así que las negligencias existen desde hace muchos años. Espero que vuestra lucha sea fructuosa y que al menos vuestra desgracia pueda tener algún sentido... aunque suena fatal escribir esto.
Un beso enorme y gracias.