jueves, 31 de mayo de 2012

EL JUEZ DICTA AUTO PARA ABRIR JUICIO A DOS GINECÓLOGAS.

En medio de toda la marabunta de sentimientos y emociones que se sienten en plena betaespera, es decir desde la transferencia de embriones hasta la beta (análisis de sangre para saber si se está embarazada), que ya de por sí es toda una proeza mantenerte más o menos tranquila y más o menos ilusionada, pues a nosotros se nos volvieron a unir los dos caminos y eso nos hizo, especialmente a mi, estar todavía más sensible, con más comedura de cabeza y pensando en uno y otro camino, en una y otra sensación, en una ilusión y una tristeza.

Pues eso, que tras las declaraciones de los primeros imputados por la muerte de Ángela y tras revisar la documentación y el informe de las forenses judiciales, el juez no ha tardado en mandar un auto para abrir juicio contra las dos ginecólogas principales que aquella noche desoyeron los avisos de las matronas y mis suplicas y lloros personalmente a ellas que yo les hice,  para que miraran los monitores y me hicieran una cesárea porque mi hija se estaba asfixiando. Estas dos individuas son María Dolores Vez y Carolina Peñalver. Ninguna de las dos quiso oírme ni hacerme caso, ninguna de las dos se acerco en ningún momento a ver los monitores, ninguna de las dos hizo nada.

Fueron tantos minutos, tantas horas, tanto, tanto tiempo. Lloré tanto y supliqué tanto. Rogué, chillé, pedí por favor durante tanto tiempo que por favor miraran los monitores que mi hija estaba sufriendo. Pedí tantas veces que me hicieran una cesárea porque mi pequeñica se estaba asfixiando y todo lo que recibí a cambio fueron palabras  y gestos de desatención, de poca humanidad por parte de todos. Por qué, por qué, por qué.

Queda aún mucho camino por recorrer, pero a pesar del tiempo transcurrido, a pesar del dolor que conlleva todo, tenemos paciencia y ojalá que al final se pueda llegar a hacer justicia, aunque no creo que nada en el mundo pueda hacernos sentir alivio, al menos sí, sentir que nuestra lucha por hacerle justicia a ella ha servido para algo y que los responsables principales paguen por lo que le hicieron a ella, a nosotros y al resto de la profesión médica por pisotear y despreciar la vida humana como aquel día hicieron.

Y bueno, Raúl Hernández de La Verdad sigue pendiente de la noticia y así lo dejó reflejado en este reportaje. Una vez más gracias, porque los medios sois parte importante en esta lucha que estamos llevando para intentar mejorar la asistencia en el maternal de la Arrixaca haciendo que se conciencien del trato que dan, tanto profesional como personal,  porque se siguen dando muchos casos.



Mi pequeñica, el tiempo sigue pasando, la vida sigue fluyendo, pero tú sigues tan agarradita a mi que aunque sepa que es imposible, te sigo esperando. Te queremos.






9 comentarios:

Maria dijo...

M. del Mar, tu marido, tu familia, y sobre todo tu pequeña se pueden sentir muy orgullosos de ti porque eres una gran persona, una gran madre. Sigue luchando. Y las dos imputadas , espero que lleguen a ser conscientes algún día de lo que hicieron, porque yo no podría vivir con ello. Animo, te mando fuerza y un fuerte abrazo.

Mª del Mar dijo...

Querida María, espero que de alguna forma ellos y mi chiquitina tengan siempre presente que todo lo que hago en esta vida es por ellos y por intentar poder cambiar un poquito el mundo y que sea algo mejor. Y bueno, cada día para mi es una lucha, porque el camino es duro, muy duro y sigue doliendo mucho, pero lo intento y sigo ahí, levantándome como puedo cada vez que el mundo vuelve a hundirse bajo mis pies. Y sí, ojalá que paguen por lo que hicieron, porque conciencia, creo que no tienen mucha y como simpre digo, no se merecen trabajar en algo así.
Gracias. Un beso y fuerte abrazo.

Opiniones incorrectas dijo...

Madre mía, qué coraje. Me suena mucho esa impasibilidad, cuando uno se está jugando la vida y ve que depende de una persona a la que le resulta absolutamente indiferente y ni pestañea. Esas dos sujetas se merecen el peor de los castigos.
Besitos.

Mª del Mar dijo...

Hola Eva. Sí, ojalá que la justicia y la vida les haga pagar por tanto sufrimiento, por tanta inhumanidad, por tanta dejadez. Espero que de alguna forma pueda hacerles pensar a ellas y a todo el que como ellas hacen una desprecio así por la vida humana.
Gracias. Otro besito para ti.

Ceci dijo...

Me alegra mucho la verdad que el Juez esté abriendo los ojos, que tengas a tu abogado que junto a ustedes quiera luchar y conseguir justicia en nombre de tu preciosa hijita Ángela. Tu hija lo merece y ustedes como papás también. Confiemos en que hagan que estas dos personas paguen, que comprendan lo que hicieron, que lleguen a sentir el arrepentimiento y no puedan ejercer su profesión porque no se merecen ser médicas.
Un abrazo gigante!!

Mª del Mar dijo...

Gracias Ceci. Esperemos que sí, que se haga justicia y que no solamente paguen ellas porque efectivamente no se merecen ser médicas, sino que además de alguna forma pueda servir de ejemplo para todos los que trabajan allí.
Otro abrazo fuerte para ti.

Ariel Pop dijo...

Se que hace mucho que escribiste esto, pero yo te descubrí hoy, a tí, a tu historia, a Ángela...
Lo siento muchísimo porque vi a mi amiga parir sin vida a su niña y aún lloró y duele. Hoy lloré por el asesinato de tu pequeñita, sentí rabia e impotencia a través de tus palabras.
Y he sentido orgullo de una madre que a pesar de experimentar lo peor de la vida ha sacado fuerzas para llevar a juicio a las responsables, a pesar de todo tu dolor, luchas y se que gracias a ello has salvado a saber cuantas vidas de recién nacidos, de como ahora se andan con más ojo, niños y niñas que hoy viven gracias a tu fortaleza, si, Ma del Mar, tu hija no existió en vano, ella hizo del mundo un lugar mejor. Y si, tenéis el cielo ganado. No te quepa duda que esa fuerza que te pone en pie cuando menos la esperas es Ángela. Un fuerte abrazo

Mª del Mar dijo...

Hola Ariel Pop. Muchísimas gracias por tus palabras, muchísimas gracias por escribir a pesar del tiempo como tu dices, pero que en realidad no es importante, porque por ese motivo empecé a escribir el blog, para dar a conocer su historia, para que se supiera, pasara el tiempo que pasara, porque ella fue y es una realidad. Y sí, el motivo de mi marido y el mío es llevar a las responsables ante la justicia por la muerte de Ángela, pero también en un intento por querer cambiar las cosas, por intentar como bien dices, que otros padres, madres y bebés, no tengan que pasar por lo que nos hicieron pasar a nosotros. Es difícil, porque a pesar de nuestra lucha, ellos se creen intocables, invencibles y aún sigo oyendo muchos casos,......, Pero por ella, y por todo lo que podamos hacer para que su muerte al menos sirva para algo, para alguien, lo intentamos.

Muchísimas gracias. De corazón.

Anónimo dijo...

Pues a día de hoy esas ginecólogas siguen ejerciendo su trabajo como si nada,así que menuda mierda de justicia por que la semana pasada me vio una de esas doctoras...