lunes, 30 de julio de 2012

UN POCO DE "VIVIR"

Queriendo, buscando y dejándote llevar por buscar y descubrir sitios nuevos y nuevas sensaciones en forma de relax, de evasión, o también como es nuestro caso, gastronómicamente, pues hemos dado con un lugar maravilloso en todos los sentidos y lo tenemos aquí mismo, en España y muy cerquita de donde nosotros vivimos. Estoy hablando de Calpe. Lo descubrimos el año pasado y ya este año hemos ido algún fin de semana que otro. Bueno en realidad, nos hemos ido los sábados por la mañana, pero como lo tenemos a una hora y poco nos ha dado para mucho y la verdad, es que nos encanta.

Las playas son alucinantes, con el peñón de fondo. El mar de un verde esmeralda y por lo general, muy calmado, permitiéndote poder mirar al fondo, donde el cielo y el mar se unen y entonces puedes ver la inmensidad del mundo y sentir una enorme paz, haciendo que por unos instantes todo a tu alrededor quede en suspenso. Me gusta poder sentir esa sensación porque puedo olvidar por unos instantes todo el horror y la angustia. Me gusta poder compartir esa sensación, esos minutos, horas, con mi Juan, y saber que estamos juntos frente a todo, y que seguimos los dos en pie a pesar de muchas cosas. Y me gusta poder experimentar la vida desde la parte buena, desde el lado de la felicidad, de la alegría y la despreocupación.

Y bueno, este lugar ha conseguido esto, pero además nos ha enamorado gastronómicamente, porque a los dos nos gusta mucho comer y nos gusta el marisquito, pero con los precios que tiene pues uno no puede permitírselo cuando sale fuera, sin embargo en este sitio, en la zona del puerto puedes alucinar, literalmente, porque es un bar-restaurante con otro, uno con otro, todos con vitrinas exponiéndote bandejas y más bandejas de variado marisco a unos precios alucinantes, vamos para poder darse un caprichito y si encima lo acompañas con una buena botellita de vino blanco o sangría fresquita, pues ya es el nova más. Pero si es que tienes un día que no te apetece marisco y prefieres pescado, tanto en el puerto como en los restaurantes a pie de playa, puedes comer un pescado realmente bueno y alucinas igualmente.

En fin que para nosotros, ha sido todo un descubrimiento este sitio porque ha conseguido dejarnos llevar por unos momentos de paz, por una buena comida, por una añoranza agridulce que nos daba para sentirnos bien aunque nuestro pensamiento al mirar al horizonte se fuera a Ángela y esa sensación me gusta porque es como poder sentirla más cerca pudiendo compartir con nosotros esos buenos momentos.

Te quiero mi vida, te quiero y quiero tenerte siempre a mi lado. Quiero que estés en cada paso, en cada mirada de amor, en cada beso de ternura, en todo y todos. Te queremos.

5 comentarios:

Maria dijo...

Hola M. del Mar, me alegra mucho verte mejor y que hayas encontrado un rincón donde evadirte del día a día. Os mereceis ese descanso. Ayer por desgracia fui al entierro de un familiar y el párroco que asistió la misa dijo unas palabras que transmitieron mucha paz: «Hoy no estamos aquí para celebrar la muerte, hoy estamos aquí para celebrar la vida, porque nuestro hermano ha resucitado en el paraíso, donde ya no sufre, y nos espera feliz con sus alas que Dios le ha dado» Todos somos frágiles y algún día nos iremos pero la fe mueve montañas y hay que pensar que nuestros seres queridos aunque no nos puedan ver, tocar, besar,hablar, seguro que están allí arriba viendonos y guardandonos el sitio para cuando nos toque irnos también. M. del Mar, te deseo muy buen verano y que sigas disfrutando de ese paisaje y de ese marisquito en compañía de tú marido. Un fuerte abrazo.

Mª del Mar dijo...

María siento mucho la muerte de ese familiar y al menos me consuela pensar que las palabras que dijo el párroco te siervieran para darte paz en un momento tan triste. Realmente es cierto lo que dijo y si de alguna forma pudiéramos llegar a aceptar plenamente todo lo que dice, nos resultaría más facil poder llevar el duelo. Muchas veces eso me sirve de consuelo porque creo que a pesar de no poder tener a nuestros seres queridos fisicamente, siguen estando con nosotros a cada paso que damos y cuantos más momentos felices o de paz y serenidad tenemos, más cerquita están nuestro.
En fin, que muchas gracias por tus deseos, que igualmente deseo para ti, estés donde estés, que puedas pasar un buen verano y muchos momentos buenos y de paz.
Un besazo.

Eva María, Yendo a por el segund@ dijo...

Hola, Angela, que pienso mucho en ti...por cierto, sabes que Lorraine Ladish es amiga mía? Ahora tiene otro blog....
Www.diariodelexito.com
Un beso grande.

Eva María, Yendo a por el segund@ dijo...

Maria del mar, perdona , te he llamado como a tu hija...

Mª del Mar dijo...

Hola Eva. Perdona la tardanza en contestar pero he estado un poco desconectada durante este mes de agosto y aunque había leído tus mensajes no me había decidido a escribir hasta hoy entre unas cosas y otras. Pero bueno, contestándote, quería darte las gracias por acordarte de mi y tenerme presente. Para mi tu también eres importante por lo fuerte y luchadora que has sido y sigues siendo criando a esos tres soles. Y sí, ya sabía que Lorraine era amiga tuya, fue a través de ella que te descubrí porque tuvo la amabilidad de contestarme al correo que le envie de forma particular, lo que no sabía era lo de su nuevo blog. Me pasaré por allí.
Por otro lado, no te preocupes con la equivocación del nombre. No pasa nada, es hasta bonito.
Te mando un beso muy fuerte para ti y tus tres milagritos y te doy las gracias por estar ahí.