viernes, 11 de enero de 2013

ENTRE LA SONRISA Y LA LÁGRIMA

Al final han resultado unas vacaciones moviditas. No por nada malo. Al contrario. Si no porque no hemos parado. Entre cenas o comidas en casa, salidas con amigos, preparación de diversos platos para llevar en nochebuena y nochevieja a casa de mi hermano y suegros respectivamente y como no, la búsqueda de regalos mil, para mis hermanos, mi padre, suegros, y sobre todo, para todos los peques que comparten un trocito de nuestro corazón.

En fin, que han terminado las vacaciones y estoy reventada, pero que sean así todos los reventamientos, porque al final la casa no ha estado en silencio, y hemos podido compartir muchos buenos momentos, y risas y caritas de sorpresa, y comida y bebida, mucha comida y bebida, y sobre todo la satisfacción de sentirnos a gusto y de sentirnos queridos, y esto ya para nosotros es mucho.

También ha habido momentos para la nostalgia, para el recuerdo, para pensar en los sueños sin cumplir y para echar de menos todo lo que un día tuvimos o pensamos tener y que por unas cosas u otras hoy no podemos disfrutar, y sigue siendo duro. Muy duro. Aunque no quiera pensar, aunque dibuje mi mejor sonrisa intentando disimular el dolor, aunque quiera convencerme de que ahora cuesta un poquito menos, a veces es inevitable que todo se dé de nuevo la vuelta y las sonrisas dejen paso a unas lágrimas que brotan sin yo poderlo evitar.

Pero supongo que ya siempre será así, y que el tiempo ayudará a poder estar más fuerte y poder sobreponerme antes a esas punzadas de dolor, buscando constantemente la felicidad en los ojos de los que me rodean para saber que no todo es malo, que hay cosas que merecen la pena, que esa felicidad en los que quieres también forma parte de ti, y que nunca sabré el porqué de muchas cosas, pero siempre pensaré que quizás sirvió para dar vida a otros.

Y bueno, para este 2013 yo me conformo con que sea como el anterior. Ni malo, ni bueno. Si no ha de haber grandes sorpresas que no las haya, pero tampoco quiero ningún mal. Ya es bastante con seguir día a día luchando un poquito más y aprendiendo todavía a vivir, así que dejaré de buscar y soñar para centrarme en mirar a mi alrededor y si aún puede ser, que sea y si no intentaré no luchar más contra la marea.

Pedacito de cielo, mi pequeña vidita, sigues viviendo en mi. Te queremos.

7 comentarios:

Bea - Nanita Nana dijo...

Feliz 2013, Mar. Deseo que con cada año que venga, encuentres un poquito más de paz. Ojalá que el agujerito de esa mochila que cargáis se vaya haciendo más y más grande, y se vayan perdiendo las penas por el camino.

Un beso enorme :)

Katrina Jackson (Una Más..... / Trucos Para Novias.....) dijo...

me alegro de que halláis tenido unas lindas navidades aunque aunque siga presente en dolor que acompaña

Os deseo un año Llenos de Bendiciones

Besotes.

Trax dijo...

Hay dolores que nunca podremos dejar de sentir, pero no por eso, debes castigar a los que te rodean sin sonrisas.
Seguro que habéis pasado unas fiestas estupendas!
Un besito.

Opiniones incorrectas dijo...

No sabes cómo deseo que 2013 te traiga lo que la vida te quitó.
Un beso enorme, cariño.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María del Mar

Me alegro que hayas tenido unas vacaciones moviditas. En la vida y hasta en los momentos en los que parece que no hay huecos para nada, asoman los sentimientos y emociones. La vida es un puzle y está lleno de piezas.

Llorar y sentir dolor por la pérdida es normal, y también el sonreír y disfrutar de lo que nos rodea.

Besotes.

Netzi dijo...

Hola María del Mar. Creo que todos esos sentimientos es algo normal. Tanto Juan Carlos como tú sois unas personas excepcionales, lo demuestras siempre entre tus palabras.

Yo estoy segura de que vuestro milagro se va a cumplir, y Ángela desde el cielo se encargará de velar por todos vosotros. Os deseo un 2013 lleno de felicidad y amor, y de sentiros queridos por todas las personas que os quieren, que son muchas.

Un besazo y Ángela no sólo vive en ti, sino en todos nosotros que os conocemos, porque ella tiene encendida en todos nosotros una luz que nunca se apagará.

Un besazo muy muy grande junto con un abrazo desde el frío del norte.

Mª del Mar dijo...

Hola Bea preciosa. Feliz año para ti también. Muchas gracias por tu deseo. Ojalá se haga realidad, porque es todo lo que pido para poder estar más tiempo en lo alto de la montaña rusa.
Un besote.

Katrina, sí, han sido unas navidades con muchos momentos buenos, y aunque hayamos tenido que compartirlos con momentos de recuerdos y tristezas, la verdad, es que hemos podido sonreir.
Gracias por tus bendiciones.
Un beso muy fuerte.

Querida Trax, tienes toda la razón, por eso intentamos darles a las personas que nos rodean y nos quieren, muchas sonrisas que gracias a ellos nos cuesta menos sacar.
Muchos besitos.

Eva, gracias, gracias, gracias de corazón por ese bonito deseo lleno de tanto cariño. Gracias.
Besos y abrazos.

Sí, María Eugenia, estoy aprendiendo sobre ello, aunque a veces cueste creer que dentro de tanto dolor, también puede haber momentos para sonreir y pasar buenos ratos. Intento llevarlos lo mejor que puedo.
Un besote.

Amiga Netzi, que palabras tan, tan bonitas me has dedicado. Te lo agradezco en el alma, por tus deseos y sobre todo por todo lo que dices de Ángela. Gracias de corazón por tanto cariño.
Otro fuerte beso para ti reina.