viernes, 7 de febrero de 2014

CUESTA PERO, PUEDO

Ha pasado la navidad y con ella unos días de recuerdos, de nostalgias, de tristezas, de sueños sin terminar, de lo que en sí conyevan esos días y especialmente alguno, ha venido el maravilloso aniversario del comienzo de la vida de mi pequeña Ángela y este mes además, me ha traído una mala noticia, relacionada con todo lo que llevo encima, pero a pesar de ello, he salido victoriosa de todas estas batallas. Sí, he podido, no he decaído, no me he dejado arrastrar, me he mantenido en pie y creo que con nota. No me lo puedo creer. Estoy contenta conmigo misma y todo tiene que ver con los tratamientos, fórmulas y sesiones que en estos meses he llevado a cabo.

Cuando este año, bueno ya el pasado, 2013, volví de las vacaciones de verano, me sentí derrotada, sin fuerzas, sin ganas de luchar, con una tremenda tristeza y un enorme desplome, que me hizo sentirme de vuelta a los primeros días del dolor por la muerte de Ángela. Sin embargo y a pesar de encontrarme así, tampoco me dejé llevar y puse todo mi empeño en querer salir de allí, en querer recuperar las fuerzas y en querer poner un poco fin, a ese tremendo batacazo que me estaba ahogando, pero de forma más permanente, más firme, más duradera y de nuevo busque y busque y puse en práctica varias cosas a la vez.
Ya lo sabéis, ya lo he contado. Acupuntura, flores de bach, imnosis. 

No sé si durará mucho, poco, si será el comienzo de un resurgir, si necesitaré alguna otra sesión de imnosis y recordatorios constantes con acupuntura o incluso otra variedad de flores de bach, o una nueva dosis de las ya tomadas para reforzar lo conseguido, pero el caso, es que después de mucho, mucho, mucho tiempo y teniendo en cuenta lo mal, realmente mal que me encontré a la vuelta del verano, he de decir que me encuentro bien, que he podido afrontar como decía al principio, ciertas fechas y ciertos echos, con la serenidad suficiente como para no dejarme llevar por el dolor y la rabia de estos meses atrás e incluso poder tener la fortaleza para apoyar y ayudar a Juan Carlos a intentar canalizar ciertos sentimientos.
Esto no quiere decir, que ya no sienta dolor, que ya no tenga tristeza, que ya no sienta rabia. No. Sin embargo ahora puedo llevarlos, puedo verlos en perspectiva además de con el corazón. Puedo ver esa jaula que me decía la psicóloga en la sesión de imnosis, por encima de mi cabeza, pero ahí, por encima de la cabeza. Sé que está, la veo, pero no me ahoga, aunque sienta el dolor y aunque tenga ciertos días y ciertos momentos de nerviosismo, de no poder dormir. Pero lo siento distinto.
Es una línea muy fina lo que separa esto, pero de momento lo estoy consiguiendo y me siento contenta con los logros que he hecho. 
Sé que no lo tengo todo ganado y que aún tendré mis momentos, pero espero poder seguir controlándolos y no dejando que vuelvan a superarme.

Sigue a mi lado mi pequeña, sigue conmigo dándome aire, dándome fuerzas. Te queremos cariño mío.

5 comentarios:

Katrina Jackson (Una Más..... / Trucos Para Novias.....) dijo...

Mª de Mar Me alegro que se pueda, me alegro de que estés mejor, que todo lo que has hecho te halla ayudado
Como diría Stella Maris Maruso a ser un poco resiliente

Un Besico.

Opiniones incorrectas dijo...

Claro que es el principio de un grandísimo resurgir :)
Sin prisa pero sin pausa!!!

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...

Por supuesto que puedes. Eres una luchadora incansable. Has pasado por todo esto y mírate, ahí estás. Y me parece estupendo que te estén funcionando las flores de bach, la acupuntura, la hipnosis. Ya sabes si algo te funciona, adelante.
Y no te quepa duda que esto, es solo un comienzo de un nuevo amanecer.
A por ello linda

Trax dijo...

Claro que puedes! Eres increiblemente grande!
Lo más importante no es estar arriba o abajo, sino, saber pedir ayuda cuando se necesita y buscar ese algo que te ayude a seguir adelante.
Lo haces genial, eres admirable.
Y poquito a poco, vas a conseguirlo.
Un besote

Mª del Mar dijo...

Ay Katrina, gracias. Bueno, creo que lo importante es querer, después dejarte ayudar. Y buscar, buscar y buscar el mejor remedio, el mejor antídoto. De momento, no paro de intentarlo y eso es lo que cuenta.
Un besico.

Eva preciosa, gracias a ti también por tu enorme apoyo y constancia. Te veo, bueno, te leo siempre como una mujer fuerte y eso me ayuda a sentirme arropada.
Un fortísimo abrazo.

Querida Ana Cristina, a ti también muchas gracias por tu gran apoyo, por tus palabras, por tu empuje. Me encanta poder contar con mujeres fuertes, luchadoras, valientes, que sienten empatía por los demás. Gracias a ti también por tu fuerza y ánimo.
Un gran beso.

Trax guapísima, gracias. Gracias. Gracias. Formáis un gran apoyo para mi, no sólo por los ánimos que me dais, sino porque con vuestra lucha también de cada día, me hacéis a mi querer seguir resurgiendo, siendo valiente, intentándolo. Y es cierto que a veces uno está abajo, que hay momentos, días incluso, pero yo quiero poder mirar de frente a esos días, a esos momentos y sentir el dolor sin ser traspasada, sabiendo que está ahí, y estará, pero que forma parte de mi vida y quiero poder saberlo y llevarlo y no dejarme arrastrar, así que, también a ti gracias por darme impulso.
Besos y abrazos.