lunes, 16 de junio de 2014

VER LAS RECOMPENSAS DE LA VIDA

Todavía tengo momentos de alti-bajos. Todavía hay algún flash de angustia y de no entender. Todavía tengo mis días, ............ pero reconozco, que a pesar de estar en esta época que a mi particularmente me descentra y me agobia, desde que recurrí a la hipnosis, la acupuntura y las flores de bach, me encuentro muchísimo mejor y sigo dándome cuenta cada día de que la vida es un aprendizaje constante y de que hay que disfrutar cada momento, por pequeño que sea, por insignificante que nos parezca y sobre todo, compartirlos con las personas que quieres, que te importan, que te ayudan cada día a que en tu vida puedan haber muchos, pocos, grandes o pequeños, pero en definitiva buenos momentos, para recordar, para darte fuerza, para saber que no todo es malo y que es tarea nuestra en gran parte hacer de esos momentos, de esos instantes, algo mágico, divertido, familiar, alegre, entrañable, sincero, armonioso y sobre todo único.

Mucha gente me decía que después de todo lo sufrido, algo bueno nos pasaría, que algo bueno nos traería la vida, y durante algún tiempo, bastante tiempo lo esperé y esperé y ví que no, que no pasaba nada y pensé como ya he puesto en algún otro post, que porqué la vida iba a recompensarme a mi tanto dolor vivido, por qué, cuando había tanta gente en el mundo que sufría, que padecía que moría sin ningún sentido y la vida no los recompensaba, porqué iba a ser yo alguien especial, si tan solo era una gota en un inmenso océano, ¿por qué?. Pero después de estos meses, donde he podido pensar con más claridad, donde el dolor angustioso ha dejado paso al dolor sereno, me he dado cuenta que en realidad la vida si nos ha recompensado, no quizás como pensábamos, no quizás como la gente creía que debíamos ser recompensados, es decir, con otro hijo, no, en realidad hemos sido recompensados con algo que si bien es verdad no tiene que ver con todo lo que representa un hijo, si que posiblemente este muy cerca de darnos esa luz que ellos dan, porque hemos recibido el amor, el cariño, la compañía, la ilusión, el apoyo incondicional, la esperanza y la posibilidad de compartir gran parte de las vidas de nuestros amigos. Grandes, grandísimos amigos que nos han acompañado en momentos muy negros, muy duros, muy malos, y que con sus vivencias, con sus familias, con sus vidas, nos han ayudado a sentirnos parte de un gran mundo y a través de ellos y con ellos, podemos vivir multitud de momentos mágicos, únicos y especiales, que seguramente de otra forma no hubiéramos siquiera imaginado y por tanto podemos decir que somos ricos en vidas, en cariños, en amores, en alegrías, ilusiones, nuevos retos, nuevas etapas, nuevas vivencias que forman parte de ellos y que ellos, comparten con nosotros.

Igualmente, soy consciente de que ahora, gracias a la desgracia o a pesar de la desgracia, puedo vivir la vida exprimiéndola. Es cierto que ya siempre tendremos que aprenderla a vivir de forma distinta, sin ella, pero también es cierto que vivimos el día a día, que no dejamos pasar ningún momento que podamos disfrutar, que sabemos que todo puede cambiar en un momento y que todo lo que podamos disfrutar cada instante debemos aprovecharlo. No hay que gastar grandes fortunas en disfrutar, en vivir, sólo hay que saber elegir, adaptarse y reirse de todo lo reible. Beberse la vida a pequeños sorbitos para disfrutar las pequeñas grandes cosas, compartir todo lo bueno, ser cada día un poco mejor y hacer que la vida de los que nos rodean y nos importan sea más fácil y más feliz.

Se que la vida no me ha recompensado con lo que yo esperaba, pero me he dado cuenta que realmente la vida sí me ha recompensado con grandes, grandísimas cosas y sé que nos falta ella, siempre será así y no podemos cambiarlo, pero tenemos más que quizás muchas personas puedan tener el resto de sus vidas.

Ángela, se que tu luz nos guía, nos da calor y nos hace ser mejores. Te queremos vida mía.

6 comentarios:

Trax dijo...

Qué buenas reflexiones. Y sabes que te entiendo perfectamente. Quizá no tenemos lo que tanto soñamos, pero tenemos lo que nunca esperamos y que nos llena cada día.
Me alegra leerte con esta calma.
Un beso enorme

Opiniones incorrectas dijo...

Me encanta leerte tan optimista :)

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...

Ten la seguridad, de que, a pesar de los pesares, tú, vosotros, habéis aprendido lo que es la vida, y habéis aprendido a vivirla. Es así, como hay que hacerlo, exprimiendo cada segundo de ella, porque cada segundo que pasa, se va y no volverá. Y mucha gente de la que lo consigue "todo" en la vida, no es feliz, nunca llega a serlo, porque acostumbrados a conseguirlo "todo" siempre esperan más. Los conozco, conozco gente así, y nunca están bien. Siempre esperan, ese algo más. Ese algo, que tú, has aprendido, que nunca llega, o a lo mejor sí, pero que no hay que esperarlo, porque ese "algo" está en nosotros mismos.
Un abrazo enorme amiga. Eres luz para todos los que te leemos

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mª del Mar dijo...

Querida Trax, se que lo entiendes y sabes, en el fondo somos afortunadas por saber ver todas estas cosas que tenemos, por disfrutarlas y sentirnos felices por los que nos rodean porque ellos nos hacen la vida más fácil.
Un grandísimo beso.

Eva preciosa, graaaacias. Sí, la verdad es que después de mucho tiempo, me siento bastante mejor y además ya, durante bastante tiempo, y eso me hace sentirme más optimista.
Besos enormes.

Querida Ana Cristina, que bonito el final de tu comentario. Te lo agradezco en el alma. Me hace sentirme muy orgullosa y darme cuenta una vez más, que este mundo bloguer es maravilloso para poder compartir sentimientos, reflexiones, consejos, amistad. Gracias.
En cuanto al resto de tu comentario, es así. Creo que todos conocemos personas que por más que tengan nunca están conformes y por lo tanto nunca llegan a ser felices porque siempre esperan más y más y no disfrutan de lo que ya tienen. Lo siento por ellos.
A veces, cuesta, pero cuando ves que la felicidad, realmente está en las pequeñas cosas de cada día, en pequeños detalles, en compartir todo lo bueno que te pasa, que haces, en querer que los demás sean felices es así como nosotros alcanzamos a ser felices y a disfrutar de las cosas.
Gracias por dejarme compartir y recibir todo lo bueno que también me dais.
Un besazo.

Mª del Mar dijo...

For Judy Neinstein.Aunque no aparezca aquí, me llega al correo. No sé si será porque el blog lo recoge como un spam o porque realmente lo es. En cualquier caso, le agradezco su comentario y que le guste lo que escribo.

Thank you.