martes, 29 de julio de 2014

DOS LEMAS EN MI VIDA

Mis lemas en la vida son: "NO HAGAS LO QUE NO TE GUSTARÍA QUE TE HICIERAN A TI", y "TRATA A LOS DEMÁS COMO A TÍ TE GUSTARÍA QUE TE TRATARAN".

Estas sencillas frases, si se llevaran a la práctica por todas las personas, quizás el mundo sería mejor. Es cierto que no todos tenemos las mismas prioridades en la vida y que por tanto lo que para uno puede ser importante, para otra puede no serlo o no serlo tanto, con lo cual a la hora de valorar lo que a mi no me gustaría que me hicieran para no hacerlo a otro, realmente no resulta tan fácil como a primera vista parece, pero partiendo de la base de que si aprendemos a mirar, a escuchar y a fijarnos más en lo que tenemos alrededor y en las personas que nos rodean, quizás nos demos cuenta de lo que puede molestar más o menos a unos u otros y en cualquier caso, siempre estar dispuesto a rectificar, a modificar una actitud molesta para otro o a saber pedir disculpas por algo que ha podido molestar y no ha sido nuestra intención o no sabíamos que podía molestar.
Ejemplos:
-A mi  me molesta mucho el ruido para poder dormir, así que yo procuro bajar la tele cuando llega cierta hora, no hablar fuerte en la calle si llego tarde o si me levanto temprano, tener en cuenta si mi vecina ha tenido turno de noche para no poner música o ponerla flojita.
-Si nos llaman para quedar y en un principio no lo sabemos porque tenemos que consultarlo porque no vamos juntos Juan Carlos y yo, o porque estábamos pendientes de otra cosa y aún no lo sabemos con seguridad, procuramos llamar a quien nos ha llamado lo antes posible, en cuanto lo tenemos claro, porque a mi no me gusta que me tengan esperando hasta último momento ya que dependiendo de la respuesta, puedo variar los planes o no y por eso entiendo que se debe dar una respuesta lo antes posible para organizarse uno.
-Hace poco nos pasó en la puerta del garaje de nuestra casa. Cuando llegamos teníamos aparcado un coche en la puerta del garaje y lo gracioso es que había sitio a lo largo de la calle para no haber tenido que aparcarnos el coche allí. Nos pusimos a pitar y nada y viendo a unos chicos llamando dos casas más allá en casa de un vecino, les dijimos si el coche era de ellos, y nos dijeron que sí, y les dijimos que si es que no oían los pitidos y van y nos dicen que sí pero que no sabían que era para entrar al garaje. Total, que ya les decimos que si es que no han visto que es la puerta de un garaje y nos dicen que sí, pero que como no hay vado, pues que les ha dado igual. Sale mi vecino, (el de la casa a la que iban) y le decimos que el vado lo tenemos dentro, pero por cortesía con los vecinos, por si alguno en un momento dado necesitaba el sitio, pues no lo habíamos puesto, pero ya visto lo visto, pues lo íbamos a tener que poner, porque entendemos que por respeto, aunque no esté puesto un vado, si vemos que es una entrada a un garaje y más si hay sitio en el resto de la calle lo normal es no aparcar, y todavía el que nos había aparcado nos dice que a él también le pasa en su casa y yo le digo: -" y a ti te da gusto que te aparquen en la puerta de tu garaje"- y me dice: -"no", a lo que yo respondo: - "ENTONCES PORQUE LO HACES TU, SI A TI NO TE GUSTA QUE TE LO HAGAN".

Son sólo tres pequeños ejemplos del día a día, pero que dan para mucho, muchísimo más. En estos tres ejemplos, sólo el último refleja las mismas prioridades por un mismo problema, pero con distinta resolución. En los otros dos, a lo mejor es algo que sólo a mi me molesta y al resto no, pero igual que yo procuro no sólo no molestar en lo que para mi es importante, trato de fijarme en lo que para los demás puede ser importante, y me gustaría que los demás conmigo también lo hicieran. Y si no, es tan sencillo como modificar una actitud una vez que yo te he dicho que me es molesto y te has dado cuenta,  sin más discusión, como en el caso del tío del garaje. 

Pero bueno, todo esto, siempre y cuando sean cosas normales y razonables, porque si a mi me cuesta dormir o tengo problemas con el ruido para dormir, pero en la casa de al lado hacen una cena, o el resto de casas de mi alrededor tienen niños, pues no puedo pretender que el mundo se pare porque a mi me moleste el ruido. No. Yo me refiero a cosas dentro de la normalidad, como lo de la tele a ciertas horas, la música desorbitada, ............

Me gusta también intentar modificar una actitud mía, que de repente me he dado cuenta que la tiene otra persona y no me gusta, entonces caigo en la cuenta que yo lo estoy haciendo igual, y dejo de mirar la paja en el ojo ajeno para darme cuenta que realmente, la primera que tengo que cambiar la actitud o la forma de hacer cierta cosa soy yo. jajajajaja. Esto es algo que forma parte del deporte nacional: VER LA PAJA EN EL OJO AJENO Y NO LA VIGA EN EL TUYO. jajajaja.

Y lo mejor, y teniendo en cuenta que nosotros lo vivimos con la desgracia de Ángela, el habernos tratado como trozos de carne,  es tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros. Es un lema que procuro llevar a cabo en mi vida personal, pero sobre todo en mi trabajo, porque la gente no tiene la culpa si tu tienes un mal día, si has dormido poco, si estás triste o si tienes mucho trabajo. Siempre intento poner mi mejor cara y dar facilidad a la hora de poder solucionar un problema a alguien que viene a preguntarme y a veces aunque no sea competencia mía procuro resolverle al máximo su pregunta para no tenerlo danzando de un sitio a otro.
Es tan sencillo. El camarero, el funcionario, el dependiente, el repartidor, la limpiadora, el ingeniero o el médico. Todos, todos, del primero al último hacemos una función en la sociedad, unos con más responsabilidad que otros, pero al final todos somos importantes. Es una pescadilla que se muerde la cola y no somos más importantes unos que otros, por lo tanto no consiento que nadie, nadie me mire por encima del hombro y menos, como ya he dicho, después de lo que nos pasó con Ángela y la consecuencia de no tratarnos con humanidad.. Yo trato por igual a todos, con respeto y amabilidad y es lo mismo que pido para mi. NI MÁS, NI MENOS.

No me considero mejor persona que otro, y seguro que tengo multitud de defectos, de manías y de cosas que no les guste a los de mi alrededor, pero al menos las cosas que pueda o no hacer y molesten a los demás nunca las hago a sabiendas, porque procuro ponerme en la piel del que tengo al lado, verle, escucharle, entenderle. Nada más. Pero como en toda relación, el trato, el comportamiento debe ser recíproco, y si hay alguien que se empeña en hacer su vida, en no escuchar, en no ver, ni entender, yo desde luego no me voy a poner a su altura, porque si no al final estaría haciendo lo mismo que yo critico, pero por mi parte esa persona sólo va a recibir desinterés, indiferencia.

En fin, que qué diferente que sería el mundo si dejáramos de mirarnos el ombligo para mirar un poco a los ojos de los demás y escuchar lo que nos dicen y no llegamos a oir.

Me quedé sin ti mi pequeña, pero me diste luz, me diste amor para repartir, me diste mucho bien. Te queremos.

11 comentarios:

Simplemente yo misma dijo...

Totalmente de acuerdo en todito todo lo que dices y esas dos frases las intento aplicar en mi vida en todos sus aspectos. Para mi el no hacerlo es como no tener educación para con los demás
Tambien de vez en cuando como dices hay que hacerse un poco de autocritica porque no somos perfectos claro esta.
Por el mundo hay de todo pero a mi ese tipo de gente como la que te dejo el coche en la puerta del garaje y tan panchos ni se preocupan de ver si molesta su coche es que me repatean, vamos eso es ser un caradura y un maleducado.
Es como la gente que por la calle tira los papeles y demas cosas al suelo pero a ver....¿en tu casa tu tiras las cosas al suelo, pintas las paredes de pintadas, ropes las sillas? pues en la calle si hay papeleras para algo están, los bancos estan para sentarse y no para romperlos y las paredes blancas o del color que sean no lo estan asi para que tu las uses de lienzo
En fin, simple educacion y civismo es lo que hace mucha falta a veces.
Un besote

Anónimo dijo...

A ver, haya o no vado, no crees q si es la entrada de un garage lo mas normal es q molestes si aparcas ahi? No crees q si llegas a casa a las 2 de la mñn los tacones pueden molestar al del piso de abajo? Q si tienes niños pequeños las 8am de un sabado no es hora para q jueguen a botar la pelota? Hay normas de convivencia basicas pero mucha gente solo mira por su interes personal (aparco lo mas cerca posible, hago ruido porq yo no duermo, etc) creo q los padres tenemos un gran trabajo en educar a nuestros hijos y es nuestra obligacion, pero tb creo q hay mucho maleducado y egoista por el mundo q por desgracia ya s muy dificil poner en vereda...

Trax dijo...

Toda la razón del mundo!!
Yo también procuro compartarme tal y como me gusta que me traten. Aunque según con quién, es tan difícil! Jeje
La de veces que me he encontrado coches delante del garage, que está señalizado!
Un beso guapa!

Rath dijo...

Pues fijate que compartimos los dos lemas las dos! Lamentablemente, en esta vida topas con muchas personas que solo hablan de sus derechos pero olvidan sus obligaciones, un beso guapa.

Mª del Mar dijo...

Queridas Simplemente yo misma, Trax, Rath y Anónima, si es que como ya he dicho en muchas ocasiones, el ciberespacio une y me encanta encontrar personas como vosotras con las que comparto muchas cosas. A veces nuestras historias no son las mismas, pero el fondo de nosotras si lo es, y eso es lo bonito de contarnos nuestras vivencias, formas de ser, sentimientos, experiencias, a través de nuestros blogs, de nuestros comentarios. Gracias.
Sí, como decís todas, es simplemente cuestión de educación, de pensar más en los demás, de dar ejemplo a los más pequeños que tenemos a nuestro alrededor, de enseñar y hacerles ver que todos somos importantes y que a veces cuesta, porque es verdad, te encuentras con cada elemento que es para echarse a llorar, pero pasado el primer disgusto lo mejor es la indiferencia hacía esas personas, si son cercanas, claro, si son de las de paso, pues no nos queda más remedio que aguantarnos con el cabreo, pero a la misma vez, aprender de la actitud de ellos, para intentar ser nosotras todavía mejores.
Uffff, es un trabajazo pero nosotras lo valemos. Yo me siento mejor conmigo misma siendo así.

Simplemente yo misma, un besazo enorme y gracias por aportar y compartir.

Anónima, también a ti otro gran abrazo y también gracias por compartir.

Trax, síii, a veces cuesta, jajajajaja, pero como digo, nosotras valemos más que todo eso.

Rath, me alegra compartir también contigo esta filosofía de vida. Ojalá los demás aprendieran un poco.
Un besico gordo.

CeciyNico Miy Pous dijo...

Hola mami...cuanto tiempo, cuantos años! soy Ceci, del foro de babysitio, te acordas? también escribo en mi blog yo te esperaba... con las chicas del foro nos hicimos un grupo por whatsapp y hoy me acordé de vos, de Ángela y quise pasar a dejarte un cariño muy grande, espero estés junto a tu marido mejor, sintiendo paz, calma y tratando de vivir cada día lo mejor posible junto al recuerdo de tu preciosa.
Tu historia nunca se me olvida, ahora soy admin del foro de la asociación superando un aborto y leo muchas historias pero nunca una me impactó tanto como la tuya.... les mando un abrazo muy cálido desde Argentina!
Y si queres estamos en el grupo para agregarte!
Cariños, Ceci y Ludmi.

Mª del Mar dijo...

Hoooola Ceci preciosa. Sí, claro que me acuerdo de tí amiga, de hecho te tengo agregada como uno de los blogs que sigo y aunque es verdad que hace tiempo que no te comento, si te sigo. Sé también que hicísteis un grupo de wasapa, me lo dijo Valeska, pero es que para mi resulta más díficil. Vosotras sois todas del mismo continente y yo estoy al otro lado del charcho como se suele decir, jajajaja. Gracias preciosa por pasarte, la verdad es que en aquel foro de pérdidas formamos un bonito grupo y nos ayudamos y apoyamos mucho. Y bueno, en cuanto a mi historia, la verdad es que sigue pareciendo una película de terror, por muchos casos que oigas, por muchas historias que conozcas, por mucho tiempo pasado, es como una pesadilla, pero bueno amiga, voy poco a poco, y ahora llevo una temporada bastante larga de estabilidad emocional, y tengo mis momentos, mis días y por supuesto el recuerdo constante, pero ahora se llevarlo mejor y ahí sigo, luchando cada día por disfrutar de todo lo que puedo.
Espero que tú tambíen poco a poco puedas ir saborenado mejor la vida y aunque el recuerdo de nuestgras pequeñas siempre estará ahí y formará parte de nosotros, debemos procurar avanzar y no perdernos en el camino.
Te mando un beso muy fuerte para tí, Nico y tu pequeña Ludmi. Nuestras estrellas gorditas.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María del Mar

Me ha encantado tu entrada. Tienes toda la razón. También intento llevar a cabo las mismas actitudes que tú.

Y si, todos somos iguales, tenemos una misión, ni mejor, ni peor, cada uno la suya. Y todos somos imprescindibles, hasta para darnos cuenta de lo que está mal o nos incomoda.

Besotes.

Ana Cristina Blázquez Muñoz dijo...

Pues sí,yo también procuro ir así por la vida, intentando no hacer a los demás, lo que no me gusta que me hagan a mí. Pero, como bien apuntas, no todo el mundo lo lleva a cabo.
Por desgracia el mundo está más lleno de gente que va a la suya que de gente que intentamos recordar aquello de: tu libertad acaba donde empieza la mía.
Un besazo preciosa Mar, y felices vacaciones si estáis en ello

Maura dijo...

Te felicito por tu blog, no es fácil encontrar tanta información de calidad.

Un saludo.

Mª del Mar dijo...

Perdonar mi ausencia de estas semanas, he desconectado un poco en vacaciones. Ahora ya os contesto.

María Eugenía, me alegro mucho de que te haya gustado y me alegra encontrar a gente que comparte estas mismas visiones en la vida. Ninguno somos perfectos, pero de nosotros solos depende el aprender cada día a ser un poco mejores. Si todos lo hiciéramos, que distintos sería el mundo.
Un besa y un fuerte abrazo.

Querida Ana Cristina, sí es cierto. Realmente hay mucha gente que va a la suya, y que por más que les intentes hacer ver lo bueno, lo positivo, o equivocado que puede estar en algo para hacerlo mejorar, pues nada de nada. Ellos siguen viendo la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el suyo. Es así de triste, pero los hay y muchos, aunque por suerte también encuentras a alguien de vez en cuando que te dice, "te he escuchado, te he visto, me he dado cuenta de tu filosofía, me está ayudando, lo intento". Y la verdad, es gratificante. Ojalá se pudiera hacer con esto como una cadena de favores, es decir, yo veo esto bueno en tí, pues yo voy ha hacer esto y además esto otro y la siguiente persona hiciera otro tanto y así sucesivamente.
Sería bonita verdad?.
En fin, sigamos viendo y valorando a los que lo merecen y el resto, peor para ellos.
Un besote guapa.

Maura, que alegría leerte. Me alegro un montonazo de que te guste y te agradezco en el alma tus palabras.
Un fuerte abrazo.