jueves, 23 de febrero de 2012

NUEVA VISION DE LA VIDA

Llevo mucho sufrido, y he mantenido la esperanza y la creencia en que las cosas mejorarían, en que después de la desgracia que asoló nuestras vidas y de lo que anteriormente ya cargábamos a las espaldas, nuestra vida tendría alguna alegría, algún regalo por tanto sufrido, pero he dejado de engañarme y de pensar que me merezco algo bueno por la desgracia que tuvimos que vivir.

He dejado de creer en que llegará algo bueno. Ya no lo creo. Y no lo creo porque después de mucho tiempo, de mucho llorar, de mucho pedir, de mucho poner de nuestra parte, de sacar fuerzas de donde no las tenía, de intentar ver lo positivo de lo negativo, de mantenerme optimista a pesar de los pesares y de creer que la vida me daría una tregua, me he dado cuenta de que no soy nadie especial para que desde allí arriba se me mire de forma especial. En todo caso y a pesar de mis palabras sé que tengo también en mi vida muchas, muchas muchísimas cosas buenas y por las que intento dar gracias porque hay mucha gente que ni siquiera tiene lo que yo, lo que pasa es que a veces el dolor es tan grande que te hace nublar por completo la razón y te puede ésto más, que toda la magia que tengas alrededor.

Y no, no soy derrotista, ni negativa, simplemente trato de ser objetiva, realista y mirar a todo lo que hay alrededor. Guerras, hambre, familias enteras en paro y sin nada que poder dar a sus hijos, muertes injustas que dejan a unos padres tan destrozados como a nosotros, enfermedades de niños, parejas que buscan tener un hijo y no lo consiguen por más tratamientos que hagan, maltratos, y tantas y tantas cosas malas, que te das cuenta que no eres la única que sufre, la única que espera, la única que cree que la vida debe recompensarla. Hay tanta desdicha y tanta injusticia a nuestro alrededor que me hace pensar en que por qué sí todo esto se consiente, yo voy a ser diferente. En cualquier caso soy un grano de arena en un gran desierto y sería ¡tan difícil que desde allí arriba se me escuchara con medio mundo llorando y suplicando!

No quiero sufrir más, no quiero sufrir más, no quiero. Sólo quiero poder llevar una vida lineal. Vale que no tenga nuevas alegrías en mi vida, pero tampoco más problemas, más desgracias, más ........... sufrir. Me conformo y aprenderé a vivir con lo que me ha tocado. Aprenderé a no soñar, a no hacerme ilusiones, a no hacer planes. Viviré el día a día y disfrutaré de lo que me toque vivir ese día, sea una película, una canción, o una mirada de mi Juan. Pero ya no más pensar en que llegará nuestro regalo, porque no quiero volver a caerme de bruces. Quiero poder terminar de salir del pozo y agarrarme a la luz sin miedo a volver a caer al fondo.

Sé que volveré a levantarme y a luchar, pero ahora sin ninguna meta. Sólo el día a día, y aunque inicie la segunda parte del tratamiento, espero poder llegar preparada para no volver a caer al pozo si no hay buenas noticias. Sé que me va a ser difícil y tengo miedo, mucho, mucho miedo a lo que voy a ir sintiendo en los próximos días, semanas, pero intento ir mentalizándome.

Es una nueva fase, una nueva etapa que tengo miedo de cruzar, pero espero que seas la luz que guíe todos mis miedos y me ayudes a poder superarlos. Te queremos.

4 comentarios:

Aliena dijo...

No te desanimes, tienes que seguir adelante.
No es mala idea pensar en el día a día, pero no renuncies a tus sueños.

Yo no he pasado por una desgracia como la vuestra, pero pronto comenzaré con mi 2º ciclo de F.I.V. y se me acaban las opciones.
Hay días en que pienso que lo mejor sería dejarlo todo estar y no insistir, pero no se puede tirar la toalla hasta no agotar la última de las opciones.

Mucha fuerza y millones de abrazos!

Mª del Mar dijo...

Aliena, muchas gracias por tus palabras, por el ánimo que nos transmites y por la fuerza de tus consejos.
Aunque es cierto que intento ir a este nuevo tratamiento con una nueva perspectiva para no llevarme otra decepción, lo cierto es que confome se acerca, si no tanto como antes, si me vuelve a entrar el gusanillo de la ilusión. Pero es que tengo tanto miedo.
A pesar de todo intentaré estar fuerte para afrontar lo que tenga que pasar, pero llegaré.
Por otro lado, siento que tu primer intento no fuera bien, y aunque ahora mismo parezca que no soy la mejor persona para dar consejos, si te diré que el que no lo intenta no sabe lo que puede pasar y tu lo estas intentando. No hagas caso de mi estado de ánimo tan negativo, es que yo llevo pasado ya mucho, pero te aseguro que en los primeros tratamientos, donde tuve a Ángela, incluso algunos otros después, he mantenido la ilusión y el optimismo hasta el final, y eso es lo que debes hacer, aunque como yo siempre decía desde que comencé el blog, con ilusión, optimista pero a la misma vez con los pies en el suelo, que es lo que a mi se me ha olvidado ultimamente.
De momento, disfruta del proceso, que aunque es estresante psicológicamente, también es lo mejor del proceso porque es donde vas poniendo toda la fuerza, la energía y la ilusión en que todo salga bien.
Y seguro que te irá bien, ya lo verás.
Yo también te mando un millón de besos.

Aliena dijo...

Querida Mª del Mar, gracias a ti (a vosotros) por tu atención y por los ánimos.

Es cierto que es un desgaste psicológico brutal, que sólo entendemos las personas que pasamos por esto.
Soy optimista y tengo muchísima ilusión (a la vez que muchísimo miedo) y prefiero pensar que ya ha llegado nuestro momento, que ahora sí que nos toca y no vamos a tirar la toalla mientras exista una mínima esperanza.

Me encanta leer tu blog, me siento identificada en muchas cosas y todo lo explicas con claridad y sinceridad.

Creo que coincidí contigo, a finales de diciembre, en la puerta de la consulta del Dr. Gálvez. Tienes que ser tú, porque 2 historias como la tuya no es posible que existan.
Al despedirnos te dije que esperaba que algún día nos encontráramos por Murcia con unos carritos de bebé y te aseguro que, desde ese día, no se me ha olvidado.

Perdona por todo el rollo que te acabo de meter.

Os envío todo mi cariño... y besos y más besos para ti, para tu marido y para vuestra pequeña.

Mª del Mar dijo...

Aliena, de nuevo gracias por tus palabras. Me alegro mucho de que te guste mi blog y de que te sientas identificada con muchas de las cosas que escribro, esa es la idea. No sólo contar mi experiencia, sino que a através de ella haya personas que puedan compartir situaciones, sentimientos o sensaciones iguales y de esta forma saber que es normal lo que sienten o como lo van viviendo, a mi me a pasado con otros blogs y me ha ayudado mucho por eso con el mío trato de que sea igual y te todo lo que yo he vivido y estoy viendo de una forma u otra pueda ayudar, en distintos casos y a distintas personas.

Por otro lado, me gusta tu actitud. Es esa la que hay que tener y seguro que todo te sale bien. Nosotros somos un caso raro y todas las cosas en nuestra vida nos ha costado un millón de veces más que a otras personas, pero eso no es lo normal, por eso estoy convencida de que pronto nos darás una buena noticia. Seguro.

Me comentas que en diciembre posiblemente coincidimos en la consulta del doctor Galvez y no es posible, porque yo desde el embarazo y posterior trato y tragedia en el parto de Ángela no he vuelto a pisar la Arrixaca, por lo que no he podido ser yo y aunque te extrañe de que haya otro caso como el nuestro o parecido al nuestro, no es nada extraño tal y como funcionan allí las cosas. Sabemos de otros casos después del nuestro también muy tremendos. Pero como siempre he dicho, no debes de tener miedo, sólo ir informada tu y los tuyos y saber que es normal y que no.

A mi me están tratando en IVI-Murcia siempre. A mi me trataron en la Arrixaca porque era un embarazo de riesgo, pero conozco al Doctor Galvez .........

En fin guapa, que todo va a ir muy bien, ya verás. Ya nos iremos contando.

Otro beso para ti y mucha energía positiva. Gracias por ese besito especial.